PREGUNTAS FRECUENTES SOBRE LA ENDODONCIA

 

La endodoncia es el nombre que recibe el tratamiento de los conductos radiculares del diente, esta técnica se encarga de extirpar parcial o totalmente la pulpa dental para posteriormente rellenar el espacio dental, devolviendo la funcionalidad a la pieza y acabando con el dolor, nos permite conservar el diente evitando su extracción y manteniendo su función masticatoria.

Por lo general, el tratamiento de conductos se realiza cuando una caries dental profunda alcanza la cavidad pulpar aunque también se recurre a ella para tratar piezas fracturadas o por desgaste dental.

Primero se realiza un orificio en la corona del diente para poder extraer la pulpa afectada y proceder a la limpieza y sellado del conducto.

 

 

– ¿Cuándo es necesario realizar una endodoncia?

Cuando la pulpa está afectada de forma irreversible por caries profundas, traumatismos o lesiones endoperiodontales. En estos casos el diente puede volverse sensible al frío, el calor o la masticación. El dolor puede ser intermitente o constante. Incluso el diente puede cambiar de color o puede aparecer un flemón o una fístula. También podría estar aconsejada la endodoncia en dientes que requieran grandes tallados para la posterior colocación de coronas o puentes.

 

– ¿Es necesaria más de una sesión?

En la mayoría de los casos los tratamientos de endodoncia pueden realizarse en una sola sesión, pero en algunas ocasiones la situación clínica del paciente, la dificultad técnica del caso u otros parámetros, pueden hacer necesarias dos o más sesiones, siempre a juicio del profesional que la realiza.

 

– ¿El tratamiento de endodoncia es doloroso?

El tratamiento de endodoncia suele ser prácticamente indoloro, ya que a día de hoy se utilizan anestésicos locales muy eficaces y de larga duración. Acabado el tratamiento y pasado el efecto de la anestesia, podría aparecer alguna molestia durante unos días, sobre todo con la masticación, debido a la inflamación postoperatoria de los tejidos que rodean el diente. En estos casos se requeriría una medicación adecuada.

 

– ¿ Un diente endodonciado necesita algún cuidado especial?

Después de un correcto tratamiento de endodoncia y una restauración definitiva del diente, realizada por su odontólogo, el diente se comportará igual que los demás tanto en su función como en su duración, requiriendo los mismos cuidados de higiene, prevención y revisiones periódicas que cualquier otro diente.

 

– ¿Tras una endodoncia quedan más frágiles los dientes?

Los dientes endodonciados no tienen por qué ser más frágiles que los demás, siempre y cuando sean correctamente restaurados. En los casos de dientes posteriores, puede ser conveniente proteger las cúspides mediante reconstrucciones adecuadas o coronas, para una mayor durabilidad de los mismos.

Es importante acudir al dentista periódicamente, al menos una vez al año, para evitar la aparición de caries u otros factores que pudieran influir en el pronóstico del diente endodonciado. Es fundamental no demorar en exceso la restauración de los dientes endodonciados para evitar cualquier complicación o fractura.

 

– ¿Se puede prevenir la realización de una endodoncia?

Si mantenemos unos correctos hábitos de higiene dental y acudimos periódicamente al odontólogo, podremos diagnosticar a tiempo cualquier patología bucal. Un diagnóstico temprano es sin duda la mejor forma de prevención.