ORTODONCIA INVISIBLE CON EL SISTEMA INVISALIGN

 

En 1945, el doctor H. D. Kiesling vaticinó que un día la tecnología moderna permitiría usar una serie de colocadores dentales para producir el tipo de movimientos necesarios para realizar un tratamiento ortodóncico integral. Actualmente Align Technology utiliza avanzada tecnología por ordenador para producir Invisalign, una serie de aligners transparentes personalizados. El paciente tiene que llevar puestos los aligners secuencialmente para generar movimientos dentales graduales en las arcadas superior e inferior.

El tratamiento Invisalign es una forma prácticamente invisible de alinear los dientes. Este sisitema muestra su plan de tratamiento completo basado en la evaluación de su Doctor, desde la posición inicial de sus dientes hasta la posición final deseada.

Los aligners transparentes se fabrican de manera personalizada para que sus dientes se muevan poco a poco. Una vez diagnosticado su caso, se elaborará un plan de tratamiento detallado por medio del ClinCheck®, el plan de tratamiento 3D virtual de Invisalign. ClinCheck muestra los movimientos previstos para sus dientes a lo largo del tratamiento, para que pueda ver el resultado final del mismo incluso antes de empezarlo.

 

 

Cada aligner se lleva puesto durante aproximadamente 1-2 semanas antes de ser reemplazado por el siguiente, y los dientes se van moviendo gradualmente hacia la posición final proyectada. El tiempo de tratamiento depende de sus necesidades específicas, generalmente es comparable al de los brackets tradicionales, pero será su Doctor quien determine la duración del tratamiento .

 

 

 

 

 

Los aligners de Invisalign son prácticamente invisibles, realizados con un material termoplástico desarrollado en exclusiva por el sistema Invisalign. Al ser extraíbles, durante el tratamiento podrá comer y beber todo lo que desee simplemente quitándose los aligners. También para mantener su rutina de higiene oral habitual. Para su total eficacia se recomienda llevar puestos los aligners durante al menos 22 horas al día.

Algunas personas pueden experimentar malestar temporal y leve durante unos días cuando se ponen un aligner nuevo al comienzo de cada nueva fase de tratamiento. La presión sobre los dientes es muy suave y controlada, por lo que la sensibilidad que siente el paciente es mínima frente a cualquier tratamiento con brackets.