Incrustaciones vs Coronas Dentales

INCRUSTACIONES VS. CORONAS DENTALES

Las incrustaciones y las coronas dentales son tratamientos de restauración que permanecen fijados a un diente. Lo que determina si colocar una incrustación o una corona dental es el grado de deterioro o daño que un diente haya sufrido. Ambas opciones consisten en un recubrimiento que preservan la estructura sana que queda del diente, lo previene de posibles traumatismos, mantiene una correcta separación entre dientes y la alineación de los dientes para su funcionamiento apropiado

Ambas restauraciones cuentan con excelentes materiales estéticos que ayudarán a devolverle la salud a los dientes enfermos o que presenten fracturas.

A diferencia de los empastes, las incrustaciones y coronas están hechas de materiales que no se expanden por lo que se reduce aún más su deterioro. La porcelana o compuesto que se utiliza en cada caso, coincide con el color de los dientes, manteniendo así  una apariencia natural.

Incrustaciones


Una incrustación o recubrimiento dental, rellena una cavidad generalmente ubicada en la parte superior central desigual del diente, o área de mordida. Las incrustaciones se usan para reparar dientes posteriores que tienen caries de leve a moderada, siempre y cuando el diente posea suficiente espesor en sus caras libres (vestibular y palatina), para lograr la protección necesaria durante las fuerzas funcionales y oclusales.

También se pueden utilizar para restaurar los dientes que están agrietados o fracturados si el daño no es tan importante como para requerir una corona dental.

Coronas


Una corona dental restaura el diente que está roto, ampliamente deteriorado o débil. Dado que el diente está severamente dañado, se fabrica una corona para cubrir todo el diente. Las coronas se acoplan a los dientes adyacentes para mantener la mordedura y estética de la boca

El odontólogo será quien determine que opción es mejor según la necesidades de cada paciente. La tendencia actual es realizar incrustaciones siempre que sea posible, ya que la preparación del diente para la colocación de una corona requiere la eliminación de mayor extensión de tejido, esmalte y dentina. Las nuevas técnicas adhesivas consiguen preservar el tejido internamente con la realización de incrustaciones.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies