ENDODONCIA

La endodoncia es un procedimiento que trata el interior del diente y permite mantener su dentición natural, el hueso y la encía que le rodea, así como su funcionalidad, cuando la pulpa (tejido interior de la raíz) está afectada de
forma irreversible por caries profundas, traumatismos o lesiones endoperiodontales. En estos casos el diente puede volverse sensible al frío, el calor o la masticación. El dolor puede ser intermitente o constante. Incluso el
diente puede cambiar de color o puede aparecer un flemón o una fístula.

En la mayoría de los casos los tratamientos de endodoncia pueden realizarse en una sola sesión, si bien en algunas ocasiones pueden hacer necesarias dos o más sesiones.

El tratamiento de endodoncia es indoloro, ya que a día de hoy se utilizan anestésicos locales muy eficaces y de larga duración. Después de un correcto tratamiento de endodoncia y una restauración definitiva del diente, éste se  omportará igual que los demás dientes en su función, requiriendo los mismos cuidados de higiene, prevención; y revisiones periódicas como cualquier otro diente tratado.

Los dientes endodonciados no tienen por qué ser más frágiles que los demás, siempre y cuando sean  orrectamente restaurados. En los casos de dientes posteriores, puede ser conveniente proteger las cúspides mediante reconstrucciones  decuadas o coronas, para una mayor durabilidad de los mismos.

En Clínica Dental DELTORO, le recomendamos acudir al dentista periódicamente (al menos una revisión anual) para evitar la aparición de caries u otros factores que pudieran influir en el pronóstico del diente endodonciado.

Es fundamental no demorar en exceso la restauración de los dientes endodonciados para evitar cualquier complicación o fractura de los mismos.