EL ÁCIDO HIALURÓNICO Y SU USO EN MEDICINA ESTÉTICA

El ácido hialurónico (AH) es un polisacárido (azúcar) de formación natural y con propiedades viscosas y elásticas. En el organismo tiene una función estructural al formar parte de varios órganos y la piel.

Desde finales de los años 90 se empezó a utilizar en cosmética y estética con unos excelentes resultados. Con el paso de los años, su presencia en nuestro cuerpo va disminuyendo. Esto hace que nuestra piel pierda tersura, firmeza y se llene de arrugas.

Su principal característica es su capacidad para mejorar la piel, creando una estructura que da volumen y sensación de naturalidad en las expresiones faciales. Esto es debido a que una de sus más grandes propiedades es la captación de agua. Inyectado bajo la piel es capaz de crear una estructura de malla que además de proporcionar la eliminación de arrugas profundas atrae moléculas de H2O e hidrata la piel.

Sus aplicaciones más destacadas en estética son el aumento de labios y rellenos faciales. En una sola sesión los resultados son sorprendentes y hay una mejora considerable del contorno facial. Se inyecta directamente en la piel en pequeñas cantidades y se efectúa bajo anestesia local.

 

 

 

Los rellenos dérmicos no son permanentes. Los resultados suelen durar hasta 12 meses.

El ácido hialurónico es una sustancia muy segura, ya que está presente en nuestro cuerpo de manera natural y su rechazo por parte del paciente es poco frecuente. De hecho, según estudios recientes, tan sólo entre un 3% y un 5% de las personas que se someten a este tratamiento ha presentado algún tipo de alergia o reacción, y la mayoría de estos efectos suelen desaparecer en un corto período de tiempo.

Esto es así, siempre y cuando su aplicación se lleve a cabo por parte de profesionales autorizados para hacerlo y con productos que cumplan todas las normativas.

El odontólogo es uno de los especialistas que puede indicar y practicar la infiltración de ácido hialurónico en el tercio inferior de la cara, ya que es conocedor de la anatomía bucodental y facial y sabe cómo conseguir armonía estética en el rostro.